domingo, 29 de enero de 2012

Que el amor no se mide por el número de te quieros al día, el amor se mide por todas esas palabras que no hace falta pronunciar... por esas miradas que te dejan sin respiración, o esas caricias que hacen que pierdas la noción del tiempo. El amor es sentir que se te para el corazón cuando le ves marchar, es besar hasta quedarse sin saliva y aún así tener ganas de más. Son segundos, minutos, horas, días y años, no es un para siempre si no un ahora y un mañana, un hasta luego en vez de un adios. Es mirar mucho más allá de lo que ven los ojos, sentir hasta que te explote el corazón, pensar hasta que creas que te vas a volver loca... loca de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario