domingo, 25 de marzo de 2012

Se que no tendría que vivir de ilusiones, que a veces no basta con soñar, que debería abrir lo ojos para ver la realidad... ¿Sabes? por mucho que me empeñe en imaginar el sabor de su boca o el brillo de sus ojos cuando sonríe, por mucho que trate de inventar una caricia a media noche o cien paseos a su lado, siempre despierto con la misma sensación: Yo no soy su princesa, ese no es mi cuento. Otros brazos le rodean cuando hace frio, otra voz le mima cuando todo va mal...
Tranquilo corazón, seguiremos buscando a ciegas, intentando que no duela. Seguiremos huyendo sin mirar atrás cuando se acaben los quizás.

2 comentarios:

  1. Me gusta un monton tu blog!!
    Te sigo

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias^^
    ahora mismo me paso por el tuyo!

    ResponderEliminar