miércoles, 26 de octubre de 2011

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.


Sin embargo quizás todo tenga un porqué quizás todo suceda por alguna inexplicable razón, por un mecanismo interno guiado por el azar o puede ser que nuestro futuro ya este escrito... llamemoslo ¿Destino? Cada uno de nuestros actos trae una serie de consecuencias ya sean buenas o malas, cada camino que tomamos nos da nuevas opciones a elegir pero siempre serás tú el que decida hacia donde dirigirse, tú eres el dueño de tu vida.  Cierto es que no podemos saber si será la opción correcta o si nos caeremos muchas veces en el trayecto, pero al final de él serás tu quien decida otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario